Denuncian que inyectaron aire y no antígeno contra la COVID-19 en Tlalnepantla

Foto: Reuters

Familiares de Francisca Robles, de 84 años, denunciaron que el pasado miércoles la llevaron a vacunarse a un centro de Tlalnepantla y allí le inyectaron aire, en lugar de la correspondiente dosis de AstraZeneca contra el COVID-19.

Una de sus nietas, Abril Hernández, decidió grabar el momento de la inoculación para mostrárselo luego a sus seres queridos. Sin embargo, cuando luego revisaron las imágenes se percataron de que, en realidad, le jeringa estaba vacía.

«Cuando le comenté a la persona que se la aplicó, me dijeron que no, que cuál era el fin de aplicarle una vacuna vacía a mi abuelita. Simplemente se rieron de mí y no hicieron caso, […] nos dijeron que no, que sí se la habían aplicado y que era imposible que no le hubieran puesto nada».

«Nos dimos cuenta, pero en las demás personas que no notaron esto, se fueron creyendo que realmente sí habían recibido la vacuna correctamente», comenta. El Instituto de Salud Mexiquense ha abierto una investigación sobre el caso de Robles, que recibió un comprobante de que sí fue vacunada.

De comprobarse que no fue vacunada, se le inmunizará. Asimismo, detalló que, en caso de que se le inyectara aire no correría peligro, porque este no podría llegar al sistema vascular sin ser absorbido antes por el cuerpo, al tratarse de una vacuna intramuscular.

A una mujer de 95 años le ocurrió lo mismo en Sonora. Entonces, las autoridades dijeron se trató de un error humano.

Lee también   ESPN, otro que le da la espalda a Trump