El antiguo jugador del Barcelona, Romario, se encuentra en problemas con la justicia brasileña luego de no poder hacer frente a sus deudas, teniendo como resultado el embargo de dos autos y un yate propiedad de su propiedad.

Romario, que actualmente funge como senador en el Congreso de su país, tiene diferentes procesos judiciales en su contra por no pagar deudas, situación que ha tenido con la sentencia en su contra.

Según informa el medio español MundoDeportivo, las propiedades no están a nombre del ex-jugador sino de un tercero, que estaría haciendo el papel de testaferro, pruebas que la justicia brasileña dice tener, el precio de los autos ascenderían a un total de 128.205 dólares.

Además de sus problemas económicos, el campeón mundial en el Mundial de Estados Unidos 1994, también es investigado por un supuesto lavado de dinero, la fiscalía brasileña, señaló que hay indicios sobre cuentas de familiares que serian manejadas por el ex-jugador.

Romario, que se retiro en 2009 luego de pasar por Valencia, Barcelona, Vasco Da Gama, Flamengo, PSV Eindhoven, entre otros, ya ha tenido problemas con la justicia luego de no declarar sus ingresos en su paso por el Flamengo, siendo multado con 223.400 dólares el mismo año de su retirada.

Sin embargo, durante su etapa de político, ha sido uno de los principales luchadores contra la corrupción dentro de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).

Lee también   Turistas estadounidenses en Cancún gritaron por construcción del muro