El gigante griego, Panathinaikos, fue vetado por la UEFA de cualquier competición europea por las próximas tres temporadas luego de no poder solventar problemas de deudas.

No cumplir los requisitos financieros es la causa de la sanción que fue aplicada contra el equipo verde; ademàs, deberán pagar una multa que se encontraba en suspenso de 200.000 euros.

En diciembre pasado, Panathinaikos, fue acusado de no acatar el “fair play” financiero junto con otros requisitos necesarios para otorgar la licencia para jugar en competiciones europeas, a pesar, la UEFA le dio un plazo hasta marzo de 2018 para solventar los problemas pero la institución no pudo cumplir y terminó suspendida.

Grecia pierde un fuerte representante en torneos internacionales, equipo que es un constante en esas instancias.

Lee también   “Se dio un paso nada más”: Vucetich