El defensa portugués del Villarreal, Rubén Semedo, logró la libertad condicional luego de pagar una fianza de 30.000 euros; el jugador se encontraba arrestado desde febrero de este año por secuestrar y amenazar a un hombre.

Semedo, que paso un total de 141 días tras las rejas, fue arrestado por cometer los delitos de por delitos de homicidio en grado de tentativa, lesiones, detención ilegal, amenazas, tenencia ilícita de armas y robo con violencia.

El jugador fue castigado con el pago de la fianza antes mencionada, no poder acercarse a la victima a menos de 300 metros y, además, con el retiro de su pasaporte, evitando que salga de territorio español, como medidas obligatorias para obtener la libertad condicional.

Por los momentos, y mientras estuvo bajo arresto, Semedo no pudo cobrar su sueldo por no poder cumplir con sus obligaciones con el club; sin embargo, ahora que se encuentra en libertad, el Villarreal tiene pensado ceder al jugador a otro equipo, aunque su situación judicial y la falta de un pasaporte, complican en demasía su marcha.

«El expediente disciplinario iniciado por el Club fue cerrado tras la imposición de una sanción económica al futbolista. El jugador tiene permiso de la entidad para pasar estos días junto a su familia, mientras ambas partes acuerdan el mejor destino para el defensa de cara a la temporada 2018/2019», explicó el club en un comunicado sobre la situación del portugués.

Lee también   Emilio Azcárraga Jean dejó de ser el director general del Grupo Televisa