La falta de refuerzos pasa factura al Real Madrid

El Real Madrid afrontaba una temporada complicada tras la marcha de uno de sus buques insignia, Cristiano Ronaldo. El portugués era el principal baluarte ofensivo del equipo, por lo que suplir su baja era prácticamente obligatorio para un equipo que defendía su situación de campeón de la Champions un año más. Los aficionados se temían le peor cuando vieron que el conjunto blanco no se reforzaba de cara a la próxima temporada.

La polémica había sido el punto central en torno al equipo durante el periodo estival ya que el fichaje de Lopetegui cuando aún era entrenador de la selección española hizo que tuviese que dejar el cargo de seleccionador nacional. Muchos aficionados al conjunto nacional tacharon al Real Madrid de culpable por la mala actuación de la selección en el Mundial. Los jugadores no se concentraron y Hierro no es un entrenador capaz de hacer frente a un vestuario tan roto ya que no cuenta con tanta experiencia como para poder actuar de consejero de cara a los jugadores.

Florentino Pérez se podría haber ahorrado la operación ya que el tiempo demostraría que Lopetegui no era el entrenador indicado para la plantilla blanca. Aun así, se puede argumentar que los jugadores no estuvieron a la altura que merece un equipo como el Real Madrid, en muchas ocasiones se mostraron débiles y con pocas ganas de realmente jugar para conseguir buenos resultados. El comienzo de temporada al mando de Julen Lopetegui fue dantesco, hasta el punto de no poder ganar partidos a equipos que se encontraban en la parte más baja de la tabla. Alguna victoria suelta mantenía la esperanza, pero la confianza por parte de la directiva se terminó y Solari sería el encargado de coger los mandos de la nave ya que parecía imposible buscar un entrenador mejor a esas alturas de la temporada.

Solari comenzó de una manera extraordinaria, al menos mejor que su antecesor, aunque la mayoría de partidos habían sido poco exigentes al ser contra rivales a priori más sencillos. La buena noticia para el Real Madrid es que esos rivales a los que no conseguía vencer anteriormente, con Solari sí lo había conseguido. A la hora de la verdad el equipo demostraba grandes carencias y no era capaz de ser el Real Madrid ganador de otras temporadas. Se echaban en falta la mayoría de los goles que hacía Cristiano Ronaldo ya que Bale y Benzema no eran capaces de coger las riendas del equipo.

Lee también   Cometen robo millonario en Paraguay

Al fin y al cabo, los aficionados madridistas ni siquiera tenían ilusión por el equipo ya que veían prácticamente imposible darle la vuelta a la situación. Brahim Díaz sería el único fichaje en el mercado de invierno, aunque apenas contaría con minutos en los partidos de la segunda vuelta. El ex jugador del Manchester City era un jugador joven y no podía hacer frente a la complicada situación que atravesaba el club blanco. Ese era y es el principal problema del conjunto blanco, los jugadores que estaban teniendo mejor rendimiento eran los más jóvenes, a los que les faltaba ese punto de experiencia necesario en los encuentros decisivos. El Madrid tiene una cuota 11 como ganador de la Champions League en Betway. Estas cuotas han sido seleccionadas y confirmadas a día 28 de febrero.

La eliminación sufrida ante el Barcelona en Copa del Rey tras el positivo resultado de la ida hizo que saltasen las alarmas ya que una derrota de ese calibre ante el máximo rival suele ser demoledora para la moral de los jugadores y la paciencia de la directiva. Parece que el Real Madrid va a jugar todas sus cartas a revalidar la Champions League, un desafío que se antoja complicado viendo el nivel real del equipo cuando se enfrenta a equipos con mucho potencial ofensivo.

El Barcelona consiguió hacer tres goles en la portería de Keylor Navas sin apenas haber generado muchas más ocasiones de gol, por lo que no sería extraño que el Ajax tuviese posibilidades de remontada de cara a la vuelta de la competición europea. El conjunto holandés ya pudo hacer bastante daño al Real Madrid, pero la falta de acierto de cara a puerta les jugó una mala pasada e hizo que los visitantes se llevasen todo el mérito.