La dolorosa y humillante goleada del Barcelona sobre el Sevilla por la final de la Copa del Rey fue mucho para la afición del equipo andaluz.

Barcelona no tuvo contemplación contra Sevilla y, en el Wanda Metropolitano, sede de la final, anotó cinco goles y no recibió ninguno para coronarse campeón.

Luego de los 90 minutos reglamentarios, al termino del encuentro, la plantilla entera del Sevilla fue a pedir disculpas a la afición trasladada a Madrid pero solo recibieron silbidos por su mal desempeño en la final.

A pesar de las múltiples criticas, varios jugadores siguieron pidieron disculpas dentro del campo y, posteriormente, en declaraciones post-partido.

El portero del equipo, David Soria fue uno de los que habló con los medios afirmando que queremos “pedirle perdón a la afición, no queríamos dar esta imagen (…) no hemos sabido leer el partido desde el principio. Hemos ido encajando goles y nos hemos venido abajo. Ahora tenemos que dar la cara y entrar en Europa”.

Lee también   México recibirá dos millones de dólares por donaciones de Facebook y Google