A través de la revista Dezeen, el diseñador industrial francés, Phillipe Starck, sacó su nueva propuesta, un teléfono móvil futurista, bien innovador, que no contaría con pantalla ni con teclado.

El celular inteligente, que lleva por nombre ALO, está fabricado sobre una cápsula de aluminio, recubierta con polímero flexible, con una forma curva, para que sea más adaptable a la mano.

La pantalla sería sustituida por un proyector de hologramas, donde se verá todo lo que el usuario desee, como imágenes y videos. Para mandar información a ALO, se tendrá que utilizar la voz, no habrá ningún tipo de tecla, y si se quiere redactar un mensaje, por ejemplo, se le dictará al móvil.

Con respecto a la cámara de ALO, otro diseñador industrial que trabaja en el proyecto, Jerome Olivet, aseguró que “actúa como un escáner, que entre otras cosas, le permite al usuario leer los textos o identificar las caras”.

Asimismo, Olivet afirmó que las proyecciones de los hologramas serán en tercera dimensión (3D).

Aún no se confirmó la fecha de su creación ni de su lanzamiento, pero este proyecto podría ser una realidad en el futuro, y para ello han encargado a la empresa francesa electrónica, Thomson.

Lee también   Youtube hace una compilación con los videos más vistos de 2016