El partido menos visto en casi una década

El Super Bowl LIII (53) que fue ganado por los New England Patriots derrotando 13-3 a Los Angeles Rams, además de ser el juego de “Super Domingo” con menos puntos de la historia, también fue el que menor rating tuvo en los últimos diez años.

Según cifras, el encuentro entre Pats y Rams fue visto en promedio por cerca de 44.9 millones de hogares medidos, esto significa que fue visto en un cinco por ciento menos que en el Super Bowl LII (2018) entre Eagles y New England.

Los números incrementaron en el último cuarto del partido, cuando llegaron a su punto máximo al alcanzar los 47.3 millones.

Hacían diez años desde que un partido de Super Bowl no tenía números de audiencia tan bajos, cuando en la edición del 2009 los Pittsburgh Steelers derrotaron a los Arizona Cardinals en el Super Bowl XLIII (43), en aquella oportunidad se registró un peor número de 42.2 millones y menos de 100 millones sintonizaron el partido.

Sería muy interesante analizar cuales fueron las razones por las que un partido tan importante tuvo tan poca audiencia, a priori, las razones que se piensan son la antipatia que causan los Patriots y el escaso interés que despiertan los Rams.

Lee también   Los Juegos Divisionales de los NFL Playoffs