En un partido de beisbol infantil, los chicos que recogen las pelotas y bats jugaban con las mascotas de los equipos al típico juego de las sillas.

En una de esas, una de las mascotitas se quiso pasar de chistosa y vean cómo terminó.

Los simpáticos chamaquitos, aconsejados por la otra botarga, se pasaron de rosca y vean la paliza que le pusieron a la pobre mascota. La primera patada es majestuosa ¿ehh?, justo ahí donde…

Acá el video, seguro no vuelve a jugar con ellos…

Lee también   Pifia de Pyatov