Sucedió en la Segunda B de España.

A este portero nada le salió. Primero casi se anota un gol, como aquella jugada de Miguel Marín, y bueno, alcanzó a salvarla. Pero no le bastó al muy temerario y le quiso hacer al habilidoso…ahí ya nada ni nadie pudo ayudarle.

La reacción de sus compañeros lo dice todo. Quién sabe si pueda dormir tranquilo, pero esta jugada quedará marcada como uno de los más grandes “osos” en la historia de los porteros, de la división que sea, de la liga que sea y del país que sea…

¡¿Y se quejan de Paco Memo?!

Lee también   Maradona, Owairan, Messi y... ¡McFadden!