ADVERTENCIA: La sopa de hoy es muy desagradable… pero estoy seguro de que se tomarán más de una cucharada.

Sucedió ayer en el rugby inglés, y el pobre hombre se llama Chev Walker.

Lee también   "Todos los que hablan de Cris, llenan la portada el día después"