Anotar en un Mundial debe ser cosa especial, pero hacerlo en tu país y de esta manera tan excepcional debe ser algo inolvidable.

Sí, un día como hoy pero de 1986, Manuel Negrete ponía de cabeza a todo un país con este golazo maravilloso, portentoso, lleno de técnica y maestría.

México le ganaba 2-0 a Bulgaria y se clasificaba a los cuartos de final del Mundial. Ese día el país no durmió y el golazo de Negrete quedó en la memoria de todos los mexicanos que al recordarlo y revivirlo, se nos vuelve a enchinar la piel.

¡Golazo de Negrete!

Lee también   Un niño sorprendió a Mourinho antes del duelo con el Blackburn