Una falta inexistente de Maicon a Arturo Vidal, durante el partido de ayer en donde Juventus derrotó dos goles por uno al Inter, fue la que provocó que el brasileño reaccionara casi desgarrándose el rostro.

Lee también   No vean esta sopa