Con un portero así ya para qué intentas hacer daño al rival. Artem Gomelko, arquero del Naftan Novopolotsk, andaba dormido y regaló un gol más que increíble al Torpedo.

Si creíamos que en Bielorrusia no ocurrían estas cosas, Gomelko nos demuestra todo lo contrario.

Lee también   Y en el futbol amateur