Existen zurdos ambidiestros, como Arshavin. Y hay zurdos zurdísimos… como Ángel Di María, seleccionado argentino del Benfica. Sucedió en la Europa League, contra el AEK. Golazo.

Lee también   Así negocia D10S