Sí, sí, tenemos otro gol más de tiro libre. Pierna zurda y al ángulo, imposible para el portero Miskelly. Sucedió apenas el pasado sábado 3 de septiembre.

¿Qué tiene de especial? Que el anotador, un desconocido de nombre Johnny Black, del aún más anónimo Coleraine FC, ¡cobró desde su propio campo!

Sucedió en el 4-3 de los locales contra Portadown FC, en la Premiership de Irlanda del Norte. Black, de apenas 23 años, y que hizo el que en ese momento fue el empate 1-1, nos regaló uno de los mejores cobros que hemos visto…

Lee también   Las piruetas de El Shaarawy