En una calle italiana, una señora ya entrada en la tercera edad  juega con un esférico. Acompañada de un sujeto que la apoya en su intento, mientras que otro filma lo que sería todo una hazaña de la mujer. El final es lo mejor, conozco chavos donde juego que no hacen más de tres dominadas.

Lee también   Paradón de Casillas