En plena competencia, una persona atravesó la pista y estuvo a instantes de ser atropellado por el Force India de Nico Hulkenberg, compañero del mexicano ‘Checo’ Pérez.

Después, el fanático se coló en el garage de Ferrari e intentó subirse al coche de Sebastian Vettel, pero fue detenido por las autoridades.

Lee también   Artera patada de Luis Suárez