Hoy la escena fue para Lavezzi y Sabella. El primero mojó al segundo mientras éste le daba indicaciones. Es bien sabido que “El Pocho” es el bromista del grupo y al finalizar el encuentro, el jugador argentino dijo “Lo vi un poco nervioso y quise descomprimir un poco”.

Lee también   Robben manda callar a van Marwijk