Magnífica jugada la que construyó el marfileño Bakari Koné, jugador del Lekhwiya de Qatar, para él mismo concretarla y así meterle un bellísimo gol al Sepahan.

Lee también   ¡Espantoso! El peor tiro libre que hayan visto