Los fanáticos del Manchester City no toleran las derrotas de su equipo y por ello se desquitan provocando desmanes. Al menos así lo demostraron en el famoso Red Light District en Ámsterdam, esto al finalizar el encuentro en donde perdieron tres goles por uno ante el Ajax.

Lee también   Marcelo desprecia a Piqué