Los asistentes del Ewood Park, durante el encuentro Blackburn-Burnley, sacaron del campo a un pollo que se coló a la cancha. No se les ocurrió otra cosa que imitar al legendario Rocky Balboa.

Lee también   El cotorreo de Martinoli y Cia.