Alan Pulido es un futbolista que a lo largo de su carrera ha dado más de que hablar por su forma de ser y de actuar fuera del campo que por sus habilidades futbolisticas, las cuales, en varias ocasiones han sido puestas en tela de juicio, sobre todo porque suelen ser muy costosas para sus equipos.

Un nuevo ejemplo de esta situación se dio en el partido en el que Chivas enfrentó a la Fiorentina por la International Champions Cup; con el partido empatado, el jugador cobró de un penal de la siguiente forma:

El penal solo es la confirmación casi científica de que el delantero hace tiempo que no anda en buen nivel, que hace tiempo que ha perdido el poder de hacer; veremos si esto cambia en la Liga MX y Alan puede ser el delantero que alguna vez prometió, pero que nunca ha sido capaz de confirmar.

 

Lee también   ¿Quién tiene el mejor tino?