Minuto 90. Eskisehirspor 1, Sivasspor 1. Falta en los linderos del área. El portugués Pelé se pone necio y no le suelta el balón a Ozturk, encargado de los tiros libres.

Como en la ley de la selva, donde manda el más mamey no gobierna capitán. Todos saben que el buen Pelé la estrellará en la barrera, la volará en el mejor de los casos y…. ¡gooool! El pobre Ozturk hubiera preferido que la Tierra se lo tragara en ese mismo instante.

Por cierto, estén pendientes de la aparición de la novia del berrinchudo Pelé en las Pelotas de Oro… ahí descubrirán por qué merece semejante apodo.

Lee también   La nueva armadura de Alemania