Sandro Meira Ricci, nombrado como el mejor de la Serie A brasileira el año pasado, hizo gala de totalmente lo contrario. El colegiado amonestó dos veces a un jugador y no lo expulsó.

¿Cómo lo ven?

Lee también   ¡Se pasó de belga!