Cuántas cosas se ven y escuchan ahora en las tribunas de un estadio. Desde barras, cánticos, saltos, y hasta jugadores que suben a dirigir celebraciones. Pero lo que pasó en el futbol peruano es para no creerse.

Sí, normalmente el elemento menos apoyado y más castigado desde las gradas es el árbitro. Pero en el país sudamericano esto ha cambiado drásticamente pues los hombres de negro ya cuentan con una “barra” que los alienta”.

Así es, fundada oficialmente el 3 de abril de este año, la “barra” apareció sorpresivamente en el partido entre San Martín y el León de Huanucó. Vestidos de negro, con banderas en apoyo para el silbante y con dos personas caracterizadas como las tarjetas (roja y amarilla), los miembros de este grupo se hicieron sentir ante cada acción en la que intervenía el árbitro, Víctor Hugo Rivera, uno de los preferidos de la afición.

Bajo el lema “Apoyamos a los que otros no apoyan”, este grupo tiene más de 800 fans en Facebook y promete seguir creciendo.

¿Cómo la ven?

Lee también   ¡Se pasó de belga!