En la segunda división del futbol iraní durante el encuentro entre Chooka Talesh-Shahrdari Dezfool. Se suscitó esta lamentable golpiza al árbitro y todo porque un jugador fue expulsado.

Lee también   Wenger, más simpático que el Chelís!