Gareth Bale se quitó el glamour para desafiar a Oxlade-Chamberlain en una cascarita con un equipo formado con gente de la calle. El que es perico donde quiera es verde, ¿a poco no?

Lee también   Hizo vibrar la MLS