Dicen que portero sin suerte no es portero, pero acá bien podemos aplicarla perfectamente al delantero. En las inferiores del futbol italiano se presentó esta jugada digna de película del Chanfle.

Después de una serie de toques infructuosos y un error grave en la defensa, vean el final de la jugada. Ustedes digan, golazo o churrazo.

Lo que sí, es que uno de estos, no se ve todos los días…

Lee también   ¡Se pasó de belga!