Mario Balotelli invitó a su casa al rapero francés Rohff en donde se aventaron la reta de ping pong.

Lee también   Cumple su promesa