Ahora hasta las banderas son virtuales, y es que los aficionados portugueses utilizaron sus tablets para hacer un mosaico de la bandera de Portugal en el partido amistoso contra Turquía. Fueron 200 los seguidores que levantaron sus pantallas a la hora de la ceremonia de los himnos.

Lee también   Hincha de corazón