Los daneses Nicklas Bendtner y Christian Eriksen participan en este spot de la marca Samsung, haciendo túneles a todas las personas que se les acercan.

Lee también   A un mes del Fantasma de la B