Peter Reid en su encuentro con Maradona en Dubái, después de 25 años de aquel golazo en el Mundial de México 86 en dónde el ex jugador inglés no pudo quitarle el balón al Diego. En su charla también Reid bromeó y besó la mano de Maradona con la que metió el famoso gol apodado la Mano de Dios.

Lee también   Pierden la final y del coraje le roban la Copa al campeón