Mark Clattenburg fue, en su momento, uno de los mejores árbitros de Europa y su rostro era frecuente en los grandes partidos de Champions League. Hoy en día dirige en Arabia Saudita, donde es tratado como una estrella pero no escapa de hechos insólitos.

El último que le tocó vivir fue la semana pasada, cuando un jugador lo agredió fisicamente al pegarle un botellazo en la cara.

Al momento de ser atendido un jugador, uno de los participantes del partido decidió lanzar la botella de agua al staff médico para que se la llevaran. Sin embargo, su cálculo no fue bueno e impactó en la cara del referi.

El jugador tuvo que disculparse con un cariñoso abrazo y por poco no se escapa de una tarjeta. Video:

Lee también   Messi, Argelia y las telecomunicaciones