Esto sucedió en el fútbol de China. El jugador Yatai Matt McKaay, del Changchun, se tiró al suelo para perder algunos minutos después de un choque común, pero fue tal su exageración que parecía que se le estaban saliendo las tripas sobre el terreno de juego. Por tal maña, el jugador rival, Wang del Shenhua, aplicó la típica sacaborrachos para retirarlo de la cancha; su impulsivo acto fue merecedor de la roja.

Lee también   Barre limpio y muestra elegancia