Además de celebrar un poco eufórico su gol, el jugador del Nottingham Forest Billy Sharp, tuvo la ocurrencia de acerca a los aficionados y a uno de ellos le “robó” su hot dog para comérselo.

Lee también   Nigel Clough es opción para dirigir al Nottingham Forest