Terrible imagen que en breve comenzará a dar la vuelta por el mundo, por desgracia. Se trata de Luis Moreno, defensa del Deportivo Pereira, que ayer se lució en el partido contra el Junior de Barranquilla. El tal Luis no encontró mejor idea, tras ver a una lechuza (la mascota del Junior) tirada en la cancha entorpeciendo el juego, que patearla y mandarla a volar.

Por poco y todo el Estadio Metropolitano de Barranquilla se le viene encima al ocurrente defensor. El juego fue disputado el sábado, dentro de la cuarta fecha de la Liga Postobon colombiana. Lo ganó Junior 2-1.

Lee también   La boleta de Messi