Un chamaco noruego juega para el Stabaek, y que cuenta con 12 años de edad, ya muestra tener bastante talento al rifarse tremendo golazo. Toda una joya por pulir.

Lee también   La involución de la Selección Argentina