Ha llegado al nivel profesional la generación de jugadores que de niños se maravillaron con “tamagochis” y “bolas taka-taka”, que pasaban la tarde viendo Pokemón,  Digimon, Drago Ball y, de rigor para los futboleros, Los Supercampeones. Ahora emulan a sus grandes héroes, y como el tiro del tigre es sólo para gente grande, los jugadores de Levante intentaron el tiro doble que hicieran famoso Tom y Óliver, a diferencia de los japoneses, los españoles sólo hicieron el ridículo.

¿Qué les parece esta pifia? ¿Qué fue lo mejor de los noventas?

Lee también   Se pospone declaración de Javier Aguirre