El Real Madrid se puso en ventaja con un inexplicable error del guardameta alemán del Liverpool, Loris Karius. Benzema estuvo rápido y durmió al meta red para poner el 1-0 en Kiev.

Lee también   Recordando: Tres golazos de Wayne Rooney