La segunda división de Holanda nos dejó uno de los momentos más conmovedores del año futbolístico.

Jelle ten Rouwellar es el arquero del NAC Breda. Acaba de perder a su madre, quien tenía 61 años de edad. El guardameta mostró entereza al jugar el partido, pero no contaba con lo que hizo la afición del Go Ahead Eagles, equipo al que se enfrentaba.

Al aproximarse al minuto 61, toda la afición empezó a aplaudir en sentido homenaje a su madre, además de entonar «You’ll never walk alone».

Ten Rouwellar, visiblemente conmovido, sólo atinó a agradecer a la grada el gesto.

#RESPECT

 

Lee también   Cristiano abraza a niños armenios