Durante el torito, Cristiano Ronaldo sigue demostrando que anda de un humor bárbaro y luego de humillar a Pepe, lo celebró como niño chiquito.

Lee también   A punto de regresar James Rodríguez