Gokmen Akdogan, fanático de Cristiano Ronaldo, aprovechó la visita del delantero del Real Madrid a Estambul para cumplir su sueño de conocer al ídolo. Tras esperar al pie del autobús merengue, finalmente CR7 apareció… De más está decir que el madridista también se llenó de gusto al ver a su hermano.

Lee también   Y que se cae