Jajaja y vaya que la WWE es todo un show, pero lo de Alberto del Río fue eso y más.

Vean lo que pasó en el Tour de la WWE por Barcelona, si ya sabemos que del Río es prepotente y hablador siempre que se sube al Ring, su paso por la ciudad condal quedará para la anécdota, para el recuerdo.

Resulta que Alberto del Río, madridista de corazón, según él, les cantó a los aficionados culés que se dieron cita en el recinto luchístico, la grandeza del Real Madrid.

Lógico una gran parte de los asistentes estalló contra él y hasta pidió que se retirara, pero cuando éste se disponía a irse cantándoles lo lejos que estaban de igualar los títulos de Champions del Madrid, apareció el Big Show que tiene cuentas pendientes con del Río y hasta la sonrisa se le quitó.

Chequen el video…

Lee también   Wenger, más simpático que el Chelís!