Dos de porteros

La de arriba sucedió en la segunda división rusa: ambos equipos (Shinnik y Alania) se jugaban el ascenso, hasta que la diosa fortuna dejó claro a quién le iba.

La siguiente ocurrió en la Copa Portugal: ¡Gol del guardameta del Esmoriz desde su propia portería!… De todos modos perdieron 2-1.

Lee también   La boleta de Messi