El Presidente del Benfica, Luis Filipe Vieira, se disponía a dar un discurso con motivo de la Navidad y al pasar junto a la mascota del equipo (un águila) ésta expandió ligeramente sus alas y parecía que iba a atacar al señor Vieira.

Lee también   BEN 4-1 PSV | Con puro gol argentino