El Inter Milán, sin el argentino Mauro Icardi, lesionado, se hundió este sábado al caer 0-2 en su visita al Génova en el estadio Marassi, en encuentro correspondiente a la vigésima quinta jornada de la Serie A italiana.

El Inter sufrió su tercera derrota del año y sucumbió ante un increíble gol en propia puerta de Andrea Ranocchia, al que le rebotó en la rodilla un intento de despeje del otro defensor central, el eslovaco Milan Skriniar, ante el inesperado suceso, el portero esoveno Samir Handanovic quedó sin reacción.

El Génova logró defenderse con orden y celebró su tercera victoria consecutiva, lo que le dio un margen de 13 puntos de ventaja sobre la zona de descenso. Por su parte, el Inter solo ganó uno de los últimos doce partidos, entre la Serie A y la Copa Italia, y se quedó cuarto, con 48 puntos.

Lee también   (VIDEO) El Inter de Milán superó a Chelsea 2-1 en Singapur