Los corazones de los seguidores del automovilismo se detuvieron por unos segundos durante una carrera de la Fórmula 3. Un escalofriante accidente, la razón.

Captura.

El protagonista del suceso fue el australiano Alex Peroni, quien en la popular curva parabólica del circuito italiano de Monza terminó volando con su monoplaza.

Afortunadamente, el piloto resultó ileso y salió del bólido por su propia cuenta, para luego ser trasladado al hospital.

 

Lee también   Identifican al presunto copiloto de Maleck durante el accidente