El fútbol belga regala uno de los bloopers del año | VIDEO

Foto: YouTube

El jugador del Mechelen, Aster Vranckx protagonizó este sábado uno de los bloopers del año tras errar un gol con la puerta totalmente vacía y sin presión de algún adversario.

En un acto de torpeza pocas veces visto, Aster se tropezó con la pelota luego de pararla con el pecho e intentar definir con su pie derecho. Así, el balón primero dio en el palo, con el protagonista ya caído, y luego terminó siendo despejado por un hombre de la visita.

Vranckx quedó en el suelo, muerto de vergüenza, tapándose la cara por la increíble situación desperdiciada. Para colmo, su equipo perdió en el quinto minuto de adición.

Lee también   Increíble 'swing' de Sneijder