En lo que fue un dramático partido, el Valencia se coronó campeón de la Copa del Rey, con lo que puso fin a sequía de 11 años sin ganar un título en el futbol español; fue un partido complicado que se resolvió gracias a la heroica actuación de algunos jugadores, pero que pudo ser menos dramático si otras jugadores hubieran estado más finos.

En esta ocasión, el señalado fue el Goncalo Guedes, quien tuvo una participación en la final y que tuvo oportunidades claras de gol cuando el Barcelona estaba completamente volcado al frente; una de ellas, puede perfectamente ser reconocida como uno de los peores fallos de la historia del futbol:

Para su fortuna, su equipo consiguió el título, pero ello no evitó la molestia de sus compañeros, como el capitán del cuadro che, Dani Parejo: “He sufrido más en el banquillo que en el campo… si hubiera sido por mí, habría salido del campo a matar a Guedes después de fallar sus dos ocasiones al final”, declaró el jugador, entre risa y verdad al termino del partido.

Lee también   Mascherano sufre el futbol